29 de marzo de 2012

Caza de CoLS (Día 1)

image

El pistoletazo de salida lo da Cassie en Tumblr. Sobra decir que hay spoilers de los libros anteriores.
 
Sin más, lean nuestra traducción después del salto Guiño

Cazadores de Sombras

City of Lost Souls

(Ciudad de las Almas Perdidas)


Capítulo uno:

El ÚLTIMO CONSEJO - Parte I


"¿Cuánto tiempo más crees que tomará tener el veredicto?", preguntó Clary. No tenía idea de cuánto tiempo habían estado esperando, pero tenía la sensación de que fueran diez horas. No había relojes en la negra y rosa habitación de Isabelle, sólo pilas de ropa, montículos de libros, cúmulos de armas, un tocador desbordado con brillante maquillaje, cepillos usados, y cajones abiertos derramando combinaciones de encaje, mallas transparentes y boas de plumas. Tenía un diseño con cierta estética backstage-en-La-Cage-aux-Folles*, pero en las últimas dos semanas Clary había pasado suficiente tiempo entre el brillante desorden para empezar a encontrarlo reconfortante.

Isabelle, de pie junto a la ventana con Iglesia en sus brazos, acariciaba la cabeza del gato ausentemente. Iglesia la miraba con huraños ojos amarillos. Fuera de la ventana una tormenta de noviembre estaba en pleno apogeo, la lluvia cayendo por el cristal como pintura clara. "No mucho más tiempo", dijo lentamente. No llevaba nada de maquillaje, lo que la hacía parecer más joven, sus oscuros ojos más grandes. "Cinco minutos más, probablemente."

Clary, sentada en la cama de Izzy entre un montón de revistas y una pila de cuchillos serafín, tragó saliva con fuerza para quitarse el sabor amargo en su garganta. Volveré. Cinco minutos.

Eso había sido lo último que había dicho al chico que amaba más que a nada en el mundo. Ahora pensaba en que podría ser la última cosa que le dijera.

Clary recordaba ese momento perfectamente. El jardín en la azotea. La cristalina noche de octubre, el helado brillo blanco de las estrellas contra un despejado cielo negro. Las piedras del pavimento manchadas con negras runas, salpicadas de icor y sangre. La boca de Jace en la de ella, la única calidez en un mundo escalofriante. Poniendo el anillo de los Morgenstern alrededor de su cuello. El amor que mueve el sol y todas las demás estrellas. Volviéndose a mirarlo mientras el ascensor se la llevaba, arrastrándola hacia abajo, entre las sombras del edificio. Se unió a los otros en el vestíbulo, abrazando a su madre, a Luke, a Simon; pero una parte de ella, como siempre, todavía estaba con Jace, flotando sobre la ciudad en aquella azotea, ellos dos solos en fría y brillante eléctrica ciudad.

Maryse y Kadir fueron los que entraron en el ascensor para unirse con Jace en la azotea y ver los restos del ritual de Lilith. Pasaron otros diez minutos antes de que Maryse regresara sola. Cuando las puertas se abrieron y Clary vio su rostro, blanco, serio y desesperado, lo supo.

Lo que sucedió a continuación fue como un sueño. La multitud de cazadores de sombras en el vestíbulo se abalanzó hacia Maryse; Alec se liberó de Magnus, e Isabelle se puso de pie de un salto. Blancas explosiones de luz cortaban la oscuridad, como las suaves explosiones de los flashes de las cámaras en un escena del crimen a medida que, una tras otra, cuchillos serafines iluminaban las sombras. Abriéndose paso hacia adelante, Clary escuchó la historia en fragmentos: el jardín de la azotea estaba vacío; Jace no estaba. El ataúd de cristal donde había estado Sebastian había sido roto; el vidrio estaba disperso por todos lados en fragmentos. Sangre, aún fresca, goteaba desde el pedestal en el que el ataúd había estado.

Los Cazadores de Sombras estaban haciendo planes con rapidez, extenderse en el radio y buscar en el área alrededor del edificio. Magnus estaba allí, sus manos lanzando chispas azules, volviéndose hacia Clary para preguntarle si tenía algo de Jace para poder rastrearlo con ello. Aturdida, le dio el anillo Morgenstern y se retiró a una esquina para llamar a Simon. Acababa de cerrar el teléfono, cuando la voz de un Cazador de Sombras sonó por encima del resto. "¿Rastreo? Eso sólo funcionará si aún está vivo. Con esa cantidad de sangre no es muy probable-"

De alguna manera eso fue el colmo. Hipotermia prolongada, agotamiento y shock cobraron su precio, y sintió que sus rodillas cedían. Su madre la sostuvo antes de que tocara el suelo. Hubo una mancha oscura después de eso. Se despertó a la mañana siguiente en su cama en la casa de Luke, incorporándose de golpe con el corazón latiéndole como un martillo pilón, segura de que había tenido una pesadilla.

Mientras salía de la cama, los pálidos moretones en brazos y piernas, le contaban una historia diferente, así como lo hizo la ausencia de su anillo. Poniéndose unos pantalones vaqueros y una sudadera con capucha, se tambaleó hacia el salón para encontrar a Jocelyn, Luke y Simon sentados allí con sombrías expresiones en sus rostros. Ni siquiera necesitaba preguntarlo, pero lo hizo de todos modos: "¿Lo encontraron? ¿Ha vuelto? "

Jocelyn se puso de pie. "Cariño, aún sigue desaparecido-"

"¿Pero no muerto?", preguntó Clary frenéticamente. "¿No han encontrado un cuerpo?" Se desplomó en el sofá junto a Simon. "No, no está muerto. Yo lo sabría. "

Recordaba a Simón sosteniendo su mano mientras Luke le contaba lo que sabían: que Jace
aún no había aparecido, ni Sebastian tampoco. La mala noticia era que la sangre en el pedestal había sido identificada como la de Jace. La buena noticia era que había menos de lo que habían pensado; se había mezclado con el agua del ataúd y daba la impresión de ser un mayor volumen de sangre que el que era realmente. Ahora creían que era muy posible que él hubiera sobrevivido a lo que fuera que lo que había sucedido.
"Pero, ¿qué sucedió?", exigió.

Luke sacudió la cabeza, sus ojos azules sombríos. "Nadie lo sabe, Clary."

Sus venas se sentían como si su propia sangre hubiera sido reemplazada por agua helada. "Quiero ayudar. Quiero hacer algo. No quiero sentarme aquí mientras Jace está desaparecido. "

"Yo no me preocuparía por eso", dijo Jocelyn en tono grave. "La Clave quiere verte."

Un hielo invisible se resquebrajó en las articulaciones y tendones de Clary mientras se ponía de pie. "Está bien. Lo que sea. Le diré todo lo que quieran si ellos encuentran a Jace. "

"Les dirás todo lo que quieran porque tienen la Espada Mortal." Había desesperación en la voz de Jocelyn. "Oh, pequeña. Lo siento tanto."

.................................................................................................

Traducción de Somos Nefilim
Si prefieres leerlo en inglés visita el blog de Cassandra

2 comentarios:

  1. Holy. Shit.
    Esto me altera, necesito leerlo entero. NECESITO! LEERLO! ENTERO! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respira profundo que aún nos quedan unos días ;)

      Eliminar

Desenfunda tu estela y déjanos tu opinión. Avisa por favor si hay spoilers =)

Para afiliaciones y promociones no tienen más que contactar con la administración a través de correo electrónico. Cualquier comentario con enlaces será borrado e Iglesia tomará represalias.

Este blog esta protegido...

IBSN: Internet Blog Serial Number 11-12-1992-17